Rekha Jettoo

Mi Historia

Mi Historia

He nacido en una familia hindú, y en mi familia ya desde muy pequeña aprendí hacer masaje y usar las hierbas además los aceites y las especias estaban siempre muy presentes en mi vida cotidiana. Llevo casi 30 años como vegetariana, practico el yoga cada mañana y siento que siempre he sido muy consciente de mi dieta y bienestar.

Las personas que me conocen siempre me dicen “no paras de hacer cosas…cuanta energía tienes».

Mi cambio llego en pleno día mientras daba la clase de yoga, me entraron unos sofocos bastante intensos. Esa experiencia fue bastante chocante para mí porque había escuchado a mis amigas y otras mujeres hablando de estos sofocos pero cuando esto te pasa a ti…  es cuando lo entiendes mejor.

Al llevar una vida sana pensé que eso me no me afectaría. Recuerdo sentir como estuviera entrando en un mundo misterioso,  en lo desconocido. Compartí esa experiencia con las amigas pero sentí que había  poca información sobre este tema, incluso parecía que era algo normal pasar por estos sufrimientos cotidianos.

Yo no estaba conforme con esto, para mí era una oportunidad de entender mi cuerpo y mis emociones mejor.

Después de unas semanas empecé a estudiar qué es lo que dice el Ayurveda sobre la menopausia y al  aplicar estos pequeños cambios que propone el Ayurveda en mi vida, asombrosamente… ¡no tuve más sofocos, ni sudores nocturnos hasta hoy! en cambio los días que vuelvo a mi dieta anterior o mis viejas costumbres, esa noche sé que sudare.

El Ayurveda y el Yoga han sido el sistema central de apoyo de mi vida. Y estoy agradecida de que sigo invirtiendo esfuerzos para crear una vida saludable que sea rica y potente, incluso en días difíciles. Para mí fue un gran descubrimiento y afirmo que el Ayurveda funciona y quiero compartir esta revelación con  todas las mujeres que están en proceso de premenopausia o menopausia. Todas las mujeres deberían tendrían que saber y por eso quiero acompañarte y ayudarte en este viaje.

La Niña Feliz

Nací en Londres hace 49 años. Debido a que mis padres estaban muy ocupados con otros 4 hijos más mayores que yo y manejando su propio negocio de fábrica de cuero, fui difícil para ellos cuidarme y con 11 meses de edad me enviaron a la Isla Mauricio  para vivir con mi tío. Allí me trataron como una princesita y me querían mucho. De hecho había creido que mi tío era mi verdadero padre, pero después de 8 años mi madre y padre biológicos decidieron vender todos sus negocios en Londres y establecerse en la Isla Mauricio.

Fue entonces cuando vinieron a recuperarme y llevarme con ellos. Para mí eran personas extrañas, ya que nadie me habló de ellos y tampoco me dijeron que tenía 2 hermanas y 2 hermanos mayores.

El Gran Cambio

Ese día, mi vida cambió de ser la niña feliz a sentirse confundida y rechazada. Además de eso, no entendí ni una palabra de lo que mi nueva familia hablaba ya que yo hablaba creolio (el idioma oficial en Mauricio) y ellos en inglés.

Desde ese día hasta mi vida adulta me hice repetidamente la gran pregunta “¿por qué?» ¿Por qué me enviaron a Mauricio? ¿Por qué yo?  ¿Cómo podría mi madre abandonarme? Y muchas otras preguntas…

Hoy, me siento bendecida por haberme quedado con mi tío. El amor y la felicidad que me dio mi tío me hace fácil amar y dar amor.

El dolor y el sufrimiento que soporté con mi madre han sido mi práctica, para comprender el comportamiento humano y nuestro propio sufrimiento.

Vida Laboral

Después de trabajar como funcionaria por más de 8 años en Londres  y con solo 25 años, te preguntas ¿de eso se trataba la vida? trabajando de  9 a.m. a 5 p.m., almorzar durante 1 hora. Ver a las mismas personas todos los días, hablando de lo mismo todos los días.

Un buen día, una nueva aprendiz se unió a mi equipo de trabajo. Mientras la enseñaba cómo manejar las cosas en la oficina, ella mencionó que acaba de regresar de Australia. Estuvo allí por un año con una visa de trabajo. La idea de viajar me pareció emocionante y fascinante. 3 meses después me encontré en el avión rumbo a la India.  

Deje mi trabajo, mi casa, vendí mi coche y me fui con mi mochila.

Conectando Con Mis Raices

Pensé que en India sería fácil empezar al proceder de una familia Hindú y estar familiarizada con la cultura, el idioma, la comida, las películas de Bollywood, las canciones… ¡Pero estaba equivocada! India para mí ha sido el país que más me ha costado viajar. Especialmente viajando sola, me preguntaban constantemente por qué estaba sola y si estaba casada.

Dirigiéndome a Nepal en autobús desde Varanasi, una mujer sentada a mi lado me entregó un folleto sobre la meditación Vipassana. Ella dijo que debería visitar el centro de Goenka cuando esté en Katmandú. Poco sabía que esa experiencia cambiaría mi vida y  las comprensiónes de muchos viejos dolores. Se abrió una nueva puerta.

La meditación Vipassana fue mi punto de partida en esta búsqueda. En Tailandia también aprendí la antigua técnica del masaje tailandés, me la enseñó una anciana muy sabia en un pueblo. Ella me transmitió su conocimiento de la sensibilidad del tacto y los sentimientos mientras trabajaba en el cuerpo de una persona. Ella despertó mi impulso de buscar aún más. Conocí personas increíbles en mis viajes y terminé abandonando mi trabajo. Continué viajando durante un año a Malasia, Australia, Bali y muchos otros países.

Después de Asia me mudé a España para unirme a mi hermano mientras continuaba viajando por Sudamérica. Allí aprendí más y obtuve muchas experiencias místicas. En Perú conocí al padre de mis hijos.

Cómo nació Kurkum Farm Cosmética Natural

A la edad de 30 años, abrí un centro de bienestar en Barcelona junto con mi ex esposo y 15 terapeutas más que trabajan con nosotros. Fue un hermoso momento creativo en mi vida.

Allí aprendí sobre aromaterapia y comencé a hacer mis propios productos como jabones naturales, aceites para masajes, cremas faciales…

Algo que empezó como un hobby, después de muchos años de trabajo se convirtió en mi principal fuente de ingreso.

Mi despertar del Yoga y el  Ayurveda

El yoga ha estado presente en mi vida desde una edad muy temprana, pero especialmente cuando sucedió la ruptura con mi ex esposo, me centré en el estudio y la práctica de esta maravillosa arte, y esta fue mi salvación. El Yoga  me dio fuerza, positivismo y concentración para criar a mis 2 niños pequeños de 3 y 4 años por mi cuenta. Fue una época muy difícil pero después de esa experiencia nada puede pararme.

Como dice  Bob Marley “Nunca sabes qué tan fuerte eres hasta que ser fuerte es tu única opción”.

En los últimos 8 años de mi vida comencé lo que llamo mi viaje de búsqueda, me convertí en profesora de Yoga, me siento muy bendecida por haber aprendido de un viejo amigo hindú, que me enseñó la auténtica manera de Hatha Yoga.

 

Estudié el  Ayurveda en la  India conectando con mis antepasdos. Estudié en el Hospital Greens Ayurvedic. Obtuve mi certificación en nutrición ayurvédica y masajes.

Como yogui experimentada con más de una década de práctica diaria, resueno profundamente con las implicaciones etéreas y metafísicas del Ayurveda y de  cómo el propósito de la salud es convertirse en uno con una fuente universal.

Aprender sobre Ayurveda para mí es como volver a aprender un idioma que he hablado durante miles de años.

Mirando al futuro

Mi estudio de  coaching me dio herramientas de cómo enfocar y lograr en mis objetivos. Gracias a las experiencias de la vida y mis estudios nace mi método Eleva Tu Vida.

Ahora  quiero acompañarte a en tu viaje para transformarte, empoderarte y construir una mejor versión de ti.

Te agradezco por haber tomado el tiempo de llegar hasta aquí y  tengo muchas ganas de conocerte.

Con mucho amor y gratitud

Rekha Jettoo

Mi pasado no me ha definido, destruido, disuadido o derrotado; solo me ha fortalecido

Ahora  quiero acompañarte a en tu viaje para transformarte, empoderarte y construir una mejor versión de ti.

Pin It on Pinterest